martes, 22 de marzo de 2011

SER UN BUEN GERENTE

Los mejores gerentes del mundo aplican cuatro prácticas: seleccionan con base en talento, definen las expectativas de cada puesto con base en resultados, motivan a partir de las fortalezas de cada uno de sus empleados y desarrollan a la persona afinando constantemente la concordancia entre talento y rol. Aprende de los mejores gerentes del mundo.


Rompe las reglas



¿Qué hacen diferente los mejores gerentes del mundo para administrar a empleados y clientes? En la Organización Gallup estudiamos a más de 300 mil gerentes en todo tipo de empresas e industrias, en más de 30 países. En primer lugar, identificamos los resultados tangibles de cada equipo de trabajo, en términos de su productividad, costos y utilidades. Este estudio incluye a gerentes en todos los niveles, desde el consejo de la administración hasta la oficina de limpieza. En promedio, encontramos que cada gerente tiene a su cargo entre 10 y 13 personas. Estamos hablando de los jefes y supervisores directos y locales de cada empresa. Y nos enfocamos a estudiar a los mejores gerentes, aquellos que, en forma consistente, producen los mejores resultados.

Lo primero que salta a la vista es que los mejores gerentes tienen poco en común. Los estilos y personalidades son diferentes. Hay quienes son extrovertidos y otros quienes son reservados; hay quienes gustan de invitar a sus empleados a sus casas y otros quienes prefieren mantener su vida familiar privada. Pero lo interesante es que sobre todas estas diferencias, los mejores gerentes tienen algo muy importante en común: emplean cuatro reglas para alcanzar la superioridad de sus equipos de trabajo.

REGLA 1.-  Selecciona con base en el talento
Cuando seleccionan a su personal, los grandes gerentes optan por decidir con base en el talento de los candidatos, no sólo en la experiencia, los conocimientos o su determinación. Saben que el talento es algo duradero, que no cambia con el tiempo, algo que puede aplicarse de situación a situación pero que siempre es específico a la persona. Los grandes gerentes son grandes observadores de sus mejores empleados y están interesados en los talentos que son necesarios para alcanzar la excelencia en cada puesto. Por ello, los grandes gerentes seleccionan a su personal con base en la combinación de talentos de sus mejores empleados. Ellos saben que cuando se trata de tomar la gran decisión acerca de a quién contratar, es necesario romper la regla de que ‘todos tienen la misma capacidad de éxito, siempre y cuando haya voluntad’. En el mundo de alto nivel de competitividad, saben que sólo el talento puede llevar a la excelencia en cada puesto.



Regla 2: Fija expectativas con Base en Resultados
Con frecuencia, los gerentes se obsesionan por definir ‘los pasos’ de cada trabajo, en lugar de guiar a gente muy diferente y con estilos muy diversos en aras de un resultado productivo. Los mejores gerentes desafían las creencias de que un rol es simplemente una ‘descripción de puesto’ y que los mejores en cada rol despliegan ‘los mismos comportamientos’. Para ellos, cada rol puede llevarse a un nivel de clase mundial, pero para realizarlo, es necesario poner énfasis en los resultados y no en los ‘pasos’ para alcanzarlos. Por el contrario, con cada empleado, los mejores gerentes fijan expectativas claras basadas en resultados tangibles, observables, para dejar que cada empleado encuentre su rumbo personal hacia esos objetivos, buscar el camino de menor dificultad para alcanzarlos. Los mejores gerentes saben que los empleados más productivos, todos, generan los mismos resultados, utilizando diferentes comportamientos.


Regla 3: Motivar con Base en Fortalezas
Los grandes gerentes saben que cada empleado posee una capacidad innata de motivación. No estamos hablando de que los empleados sean ‘automotivados’, sino de crear conciencia de que cada empleado posee talentos propios, diferentes a los demás, los cuales le sirven como empuje para realizar el esfuerzo necesario para alcanzar la excelencia. Los grandes gerentes saben que no hay una sola forma de motivar a sus empleados, sino tantas formas como empleados hay en sus equipos de trabajo.



Regla 4: Desarrolla a la Persona y  Evalúa su Desempeño
Cuando capacitan a alguien, los grandes gerentes ayudan a que cada empleado encuentre el ajuste correcto entre su propio talento y las responsabilidades que acompañan a un rol, para dotarlo de destrezas y conocimientos específicos para cada uno de ellos. Al añadir conocimientos y habilidades, los grandes gerentes convierten el talento en fortalezas. Los grandes gerentes rompen las reglas de la sabiduría convencional, la cual establece que el camino para desarrollar a los empleados consiste en (a) definir las competencias requeridas, (b) evaluar a la persona en estas competencias, (c) identificar cuáles competencias la persona no posee, (d) capacitar a la persona a mejorar en estas áreas, (e) evaluar el progreso de la persona el próximo año. Esto para ellos constituye el método de corrección de debilidades. Los mejores gerentes utilizan un método diferente, basado en las fortalezas: (a) definen los resultados esperados, (b) evalúan el desempeño en términos de estos resultados, (c) identifican los talento y los no talentos de la persona, (d) capacitan a la persona para fortalecer sus talentos, (e) evalúan los resultados el siguiente año. Los grandes gerentes saben que el método de corregir debilidades evita fracasos, pero sólo el método de las fortalezas conduce a la excelencia.

Aplica las cuatro llaves de los grandes gerentes. Esta es la ruta que siguen las mejores empresas del mundo.




COPYRIGHT: negociosyemprendimiento

2 comentarios:

  1. Muy interesante aporte. Ser gerente hoy en día no es nada fácil. El liderazgo es un proceso que implica no solo la capacidad de tomar decisiones, sino la habilidad de desarrollar una cierta estabilidad emocional. Será fundamental adquirir la confianza pero al mismo tiempo el respeto de los dirigidos para que estos desarrollen tareas encomendadas de manera responsable y eficaz.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por comentar, y tienes mucha razón, el ser Gerente actualmente implica el manejo de diversas situaciones, pero sobre todo del talento humano que compone a la empresa, ya que se convierte en el capital mas valioso de la misma, es por esto que es de alta importancia estar siempre actualizado, capacitándose y estudiando para poder tener un éxito medido en la capacidad de dirigir y sobre todo de liderar, sin olvidar obviamente la importancia de una excelente planeación, procesos y resultados propuestos.

    ResponderEliminar

Hola !!! Muchas gracias por tomar tiempo para comentar !!