viernes, 28 de febrero de 2014

Los mandamientos de una CEO.

Los mandamientos de una CEO.WomenaliaDESTACADO
25 FEBRERO 2014

Los mandamientos de una CEO.

AddThis Social Bookmark Button
Lograr que tu empresa cruce fronteras es una misión básica desde el día en que decides emprender. Ser la capitana del barco requiere de una disciplina y un entrenamiento constante, pero, ¿cuáles son los principios que deben guiar la misión de ser una CEO ?
Hay un hecho económico claro, más del 50% de la economía está siendo llevada por nuevas, pequeñas y medianas empresas. De acuerdo con ProExport, en Colombia cerca del 50 % de las empresas son ideas de mujeres, y sus negocios están en etapas tempranas. En la Unión Europea, el crecimiento de las pymes está cerca de un 58% anual.
Algo es evidente al ver estas cifras: las mujeres como líderes de la economía, y el emprendimiento como motor económico en la transformación social y financiera que vive Occidente. Sin embargo, ser uno de esos generadores de acción, requiere que lleves el control de muchos aspectos para que tu empresa logre vivir más allá de la ideación o validación.
En Womenalia revisamos los consejos del diario Expansión, y te compartimos unas guías para que construyas tus propios mandamientos como CEO:
La Idea: no hay que golpearse las neuronas tratando de encontrar la solución para que la tierra nunca entre en un hoyo negro. Es necesario que encuentres soluciones cotidianas a problemas que te rodean. Es posible que la idea de tu empresa esté a la vuelta de la esquina y no en el cielo.
Pensar en grande: en latinoamérica hemos crecido con el miedo de ser gigantes. Sin embargo somos países que hemos construido nuestras vidas en medio de las dificultades, guerras, crisis sociales, desigualdad económica, un sueño américano a toda costa, un alta tasa de embarazos no deseados...Y sobrevivimos.  Esa misma grandeza y ambición mental, nos lleva a superar nuestro día a día en diferentes metrópolis; ganar desde un Grammy, pasar por varias medallas olímpicas, hasta recibir reconocimientos en latitudes lejanas como Hong Kong o Kiyiv. Esta fuerza debe ser la que empuje tu empresa, para generar un cambio en tu mercado, entorno social, y un impacto global.
Construye un Mantra: a todos nos mueven las ideas, de hecho muchos de los productos y servicios que usamos, los compramos porque compartimos algún tipo de ideal con la marca. En este sentido, genera un universo que embarque la misión de tu compañía; será vital para las relaciones con tus clientes, socios y empleados.
Aprende a ser flexible: ser capaz de adaptar sus servicios será un ejercicio diario, luego, el mercado validará las soluciones; pero también, descartará algunas características. En ocasiones puede que no funcione para nada y debas rehacerlo.
Tus clientes: Son el corazón de tu negocio, si no te comunicas con ellos dejarás de latir. Es importante que entiendas cómo y en qué canales puedes conversar, cómo generar tus primeras ventas y cómo construir una amistad.
Los empleados: no pienses que un sueldo bajo te garantizará la calidad que estás buscando en tu empresa, o que un equipo de practicantes podrá hacer el trabajo de un Senior. Procura armar equipos en los que los talentos sean complementarios, esto te ayudará  a tener un manejo del tiempo más efectivo; además ayudarás al desarrollo profesional de tus colaboradores.
La inversión: es importante mover la caja de tu compañía. Sin embargo, en los primeros ocho meses o el primer año es probable que no veas ninguna retribución económica. De manera debes planear y resolver cómo vas a poder funcionar sin apuros durante este tiempo.
A medida que generas tracción (clientes y conversiones) estarás construyendo avales para poder acceder a capitales de inversión o programas de aceleración.
La estrategia: ten un camino claro, un mercado objetivo y cómo lograrás consolidar paso a paso tu crecimiento. Trabaja sobre un plan a 5 años, pero ten en cuenta cómo puede cambiar tu mercado, y qué acciones de alerta puedes reconocer para mejorar o emprender otro rumbo.
Una CEO, es una líder, debe tener sus 6 sentidos abiertos para entender las señales y el camino que está recorriendo su negocio.  Si has decidido comenzar este recorrido o ya lo estás navegando, recuerda tener los pies en la tierra para ver todo el bosque y enter la función de cada árbol en tu ecosistema; nunca dejes de construir relaciones, será tu garantia para tu crecimiento corporativo y personal. 

fuente: http://www.revistamprende.com/mprendem/item/709-mandamientos-de-una-ceo?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+revistamprende+%28Mprende-feed%29

jueves, 27 de febrero de 2014

Cómo aprender a influir en los demás

Imagen: The Good Wife
Por motivos de negocios, por tu carrera de ventas e incluso para el arte de la seducción, la influencia sobre las personas es una habilidad que se puede aprender si seguimos el ejemplo de las personas más influyentes. La influencia, básicamente significa el que otra persona haga lo que tú quieres que haga, tanto si se trata de cerrar un acuerdo, de dirigir a un equipo de personas como de dirigir a un cliente a la firma de un contrato.

Para comenzar, y esta parte no la vamos a poder fingir, las personas tienden a seguir a los resultados, y no a las personas en cuestión. Es decir, seguiremos los consejos de un inversor con un 19% de rentabilidad en su cartera de inversión durante más de 30 años (Warren Buffett), mientras que no escucharemos los consejos de inversión de una persona que pierde dinero de forma recurrente. Salvando este punto, ¿de qué forma podemos aprender a influir en los demás?.


1. Escucha.

Para influir en una persona debemos saber quién es esa persona y cómo piensa. Eso únicamente se consigue escuchando a la persona. Así mismo, las personas se sienten mucho más cómodas siendo escuchadas, por lo que aún sabiendo lo que nos van a decir, vamos a escucharla. Cuanto más hable, más información nos dará para posteriormente rebatirla. La información es poder, y las personas nos dan ese poder de una forma gratuita. Sólo tienes que escuchar.

2. Haz muchas preguntas y sigue escuchando.

Dos oídos y una boca tenemos para escuchar el doble de lo que hablamos. La información se obtiene preguntando, y cuando la otra persona se siente escuchada, no dudará en darnos más y más información. El arte de preguntar es la mejor forma de recopilar todo tipo de información que después vamos a usar a nuestro favor. Nos dirá sus necesidades, sus miedos y preocupaciones. Finalmente tendremos todo lo necesario para influenciarla a nuestro antojo.

3. No escatimes a la hora de alabar a la otra persona.

Muy pocas personas dedican tiempo a reconocer lo que otra persona ha hecho bien o lo que nos gusta de la otra persona. Si quieres influir en un trabajador, asegúrate de alabarle en público con todo lo que ha contribuido en la empresa. Después de eso, saltará por un precipicio si tú se lo pides. Del mismo modo, si quieres caerle bien a una mujer, no le digas que te gustaba más el vestido verde del otro día, dile lo mucho que te recuerdan sus ojos a una famosa actriz. Dile a un empresario lo mucho que lo admiras por resistir a esta crisis de forma que muy pocas empresas están resistiendo. Eso te abrirá la puerta a una venta.

4. Establece una conexión personal identificativa.

Bien sean niños de la misma edad o un hobby similar. Puesto que estamos preguntando y escuchando, ya habremos dado con algo en su persona poco habitual y que nosotros tengamos o hagamos. Los lazos de algún tipo generan confianza. Pero nunca mientas, pues te cazarán y perderás toda la confianza. Por ejemplo:
Yo también tengo todos los discos de Justin Bieber. Qué casualidad!!  :-)
5. Habla más de tus errores que de tus victorias.

Cada vez más, la gente que presume de sí misma y son "todo virtudes", suelen generar desconfianza. Por el contrario, las personas que hablan de sus errores, muestran una enorme sinceridad y humildad y generan la confianza en el sentido de que son conscientes de los errores, y por tanto no los volverán a cometer.

(Ver: Cómo ser un líder más carismático y persuasivo)

6. Dale a la gente lo que quiere.

Siempre teniendo en cuenta que esta parte se puede negociar, si consigues averiguar qué es lo que realmente quieren y tú puedes dárselo, no escatimes en ello. En el mundo de las ventas, los pasos podrían ser diferentes.

Primero debemos saber qué es lo que quieren y luego intentar introducir lo que nosotros queremos haciéndoles ver que es lo que ellos necesitan, y por tanto, llegarán a la conclusión de que eso que ellos necesitan, no era lo que en un principio querían, ya que no sabían que lo necesitaban. 

7. Adquiere una ventaja competitiva.

En una era donde todo el mundo se comunica por mensajería instantánea, correo electrónico, redes sociales o teléfono, la mayor ventaja competitiva que podemos adquirir es el cara a cara. Créeme, mucha gente echa de menos hablar con gente mientras le miran a los ojos, ver una sonrisa que no se parezca a un "emoticono" o ese lenguaje programado en los correos electrónicos.  Algunos lectores me preguntaban cómo pude ganar la batalla luchando por los clientes de la empresa. Entre otras cosas, fue debido a este punto, y es que mientras la competencia les llamó por teléfono y envió correos, yo tardé algo más, pero les visité en persona.

8. Cumple siempre tus promesas.

Nunca prometas aquello que de antemano sabes que no vas a cumplir o cuya promesa no dependa de tu propio esfuerzo. Si todo el mundo sabe que siempre cumples tus promesas, les será muy fácil confiar en ti, y por tanto, se dejarán influir por ti.

fuente: http://www.negocios1000.com/2014/02/como-aprender-influir-en-los-demas.html

miércoles, 26 de febrero de 2014

Tu solo no puedes

Publicado por: Jordi Collell (26/02/2014)

Si  lo que pretendemos es que los demás nos conozcan , reconozcan nuestras aptitudes y nuestra propuesta de valor y nos recuerden para escogernos cuando nos necesiten, si lo que queremos es dejar huella en el corazón de los demás estamos bien enfocados en la gestión de nuestra marca personal.
Ahora bien una marca personal potente si no se asienta sobre bases sólidas es un gigante con pies de barro o un castillo de naipes que la menor corriente de aire lo hace volar a pedazos.
La base de la marca personal somos nosotros mismos encarnados en nuestra identidad y hoy vamos a comentar algunos aspectos que son interesantes tener en cuenta para ser consistentes y poder tener los pies bien asentados.
Google Images
Google Images
Para dejar huella es importante tener nuestra retaguardia bien cubierta. Generalmente tenemos la creencia de que debemos enfocarnos directamente en la estructuración de proyectos, en la estrategia y en la visibilidad pero muy a menudo nos olvidamos que detrás de todo ello estamos nosotros con nuestras esperanzas y nuestras contradicciones, con nuestra salud y nuestras enfermedades, con nuestras necesidades y la falta de recursos para satisfacerlas, con nuestra capacidad de amar y el desamor que acecha. Si cuando trabajamos nuestra marca no tenemos en cuenta esta parte más personal podemos estar construyendo auténticos castillos en el aire porque por más sueños y proyectos que tengamos y por más  que invirtamos en tiempo y en recursos para buscar la mejor manera para explicarlos y darlos a conocer si fallamos en nuestro interior todo se puede ir al garete. Reconocer que somos frágiles y que podemos fortalecernos con nuestros propios recursos y con ayuda es el primer paso para consolidar nuestra marca personal.
Nuestros círculos más íntimos son el puntal básico de nuestra identidad  y por correlación de nuestra marca. Nos proporcionan comprensión, amor, afecto, apoyo y nos defienden y dan cobijo cuando las cosas van mal, cuando los chuzos caen de punta. Poder mantener unas relaciones estables, sinceras y duraderas es necesario si no imprescindible para  ir con  seguridad en la vida. Si pensamos que nosotros somos autosuficientes estamos cayendo en un acto de soberbia descomunal.
La manera de  comunicarnos con las personas que tenemos más cerca es muy importante y hemos de ser lo suficientemente lúcidos para poder analizarla de manera constante para que no decaiga y nos aísle, sean la pareja, los amigos del alma o los familiares imprescindibles.
La reciprocidad en las relaciones en general es un principio no escrito que se debe cumplir y cuando se recibe algo se tiene que devolver en la misma proporción. En la comunicación personal pasa algo similar y si pedimos transparencia hay que darla.  En las relaciones personales es mejor moverse en la parte pública  de la ventana de Johari y evitar en la medida de lo posible la parte secreta, aquella que sólo nosotros conocemos y que mantenemos como el más preciado tesoro, porque compartiendo libremente la información ganaremos en calidad, sintonía y complicidad y tendremos a la recíproca el mismo trato. En nuestra vida más íntima como en la más pública la información que no se comparte se echa a perder y es algo que no podemos permitirnos porque nuestra marca personal se gestiona desde la base.

miércoles, 12 de febrero de 2014

5 pasos para hacerte rico. Por Charlie Munger, mano derecha de Warren Buffett. Educación Financiera.


Charlie Munger es conocido por ser elnúmero 2 de Berkshire Hathaway y la mano derecha de Warren Buffett. Es un multimillonario inversor de 90 años, el cual comenzó desde cero. Es más, podríamos decir que su vida en general no ha sido un paseo por una alfombra de rosas, ya que se quedó en quiebra cuando se divorció se su mujer, la cual le dejó "con lo puesto", perdió a su hijo por una enfermedad y él mismo tuvo serios problemas en la vista hasta el punto de perder la visión completa en uno de sus ojos.

Tras estos varapalos de la vida, Charlie Munger hizo uso de su filosofía de vida: "Una vez has descubierto que la vida es muy dura, pregúntate si serás capaz de soportarlo. Si tu respuesta que SÍ, pues sonríe y sigue adelante". Y eso hizo. Hoy día es uno de los inversores más eficientes y respetados de Wall Street, y por tanto, cuando nos aconseja con respecto a nuestra educación financiera, hay que coger papel y lápiz, pues aunque lo que nos diga no sea nada nuevo, ya que lo hemos dicho en otras ocasiones, quizás el venir de esta persona, sea lo que nos confirme que no hay otra forma de administrar nuestro dinero cuando perseguimos esa ansiada riqueza o libertad financiera.

1. No hay secretos para hacerte rico. Todo comienza con el ahorro.

Hay que gastar menos de lo que se gana, y siempre que se ahorre algo, ponlo en una cuenta que genere interés por nuestro dinero (cuentas remuneradas, depósitos, cuentas de ahorro....). Con el tiempo y el constante ahorro, nuestro dinero crece. Eso es una obviedad.

2. Incluso una una inversión pésima bate el no invertir.

Debido a que el invertir nuestro dinero ahorrado (bien sea en renta fija o renta variable) hace que no gastemos ese dinero, aunque hagamos una inversión pésima que no nos genere apenas interés, siempre es mejor que no invertir y gastar nuestro dinero. Al menos comenzamos a educarnos financieramente.

OJO: Cuando Munger habla de una inversión pésima, no se refiere a que hagamos el loco con nuestro dinero, pues contamos con que la capacidad de auto-sabotaje de algunos con respecto a la inversión, puede ser enorme. Para Munger, una inversión pésima podría ser que la rentabilidad anualobtenida esté por debajo de la inflación.

3. La deuda es el infierno.

Una vez adquieres deudas, éstas son un auténtico infierno para salir de ellas, sobre todo las deudas de las tarjetas de crédito. Es imposible que una persona pueda conseguir una estabilidad financiera pagando intereses del 13% ó 21%.

Suponiendo que consigamos unos rendimientos anuales por nuestras inversiones en torno al 10% (que no está mal), no ganaremos dinero si debemos pagar un 15% por nuestras tarjetas de crédito. Por eso, antes de destinar dinero a las inversiones, destina tu dinero ahorrado en limpiar cualquier deuda que tenga un interés abusivo. Será lo más rentable.

4. Elegir correctamente dónde invertimos.

Charlie Munger es de la vieja escuela de inversión, esa escuela que sigue superando en rentabilidad a los supuestos "gurús" actuales, por lo que los consejos de inversión son idénticos a los consejos de Warren Buffett. Busca acciones con ventaja competitiva y a precios infravalorados. Pon un horizonte de inversión a muy largo plazo y reinvierte los beneficios y dividendos. (Leer: Los mejores inversores de la historia y sus rentabilidades)

Munger es consciente de que los minoristas o particulares no tienen acceso a muchas oportunidades de inversión o descuentos en el precio de las acciones que, en cambio, tanto a él como como a Buffett se les ofrece continuamente, por lo que aconseja analizar muy bien algunas ampliaciones de capital para tomar posiciones con un descuento sobre el precio de las acciones.

5. Paciencia mientras continuamos haciendo lo mismo.

El mayor problema de las personas, según Munger es la falta de paciencia. Todo el mundo quiere hacer dinero de una forma rápida. Nadie quiere esperar 10 años para ver resultados. En cambio, muchas de estas personas, a los 10 años, están incluso peor, y después se arrepienten de no haber tenido una estrategia más "calmada" en la última década.

El secreto para hacerte rico es que el dinero vaya madurando. Nuestras inversiones nos generan una rentabilidad que a su vez añadimos al capital inicial mientras continuamos ahorrando e invirtiendo nuestro nuevo dinero ahorrado. El interés compuesto es mágico, pero la magia no se ve el primer año, y probablemente el segundo tampoco. Pero a partir del 5 año, nos daremos cuenta de cómo tenemos mucho más dinero. En 15 años, si has ahorrado e invertido inteligentemente sin haber adquirido deudas tóxicas, podríamos decir que ya tienes una cartera de inversión notable que te genera tanto una estabilidad como tranquilidad financiera. Murger volvió a poner un ejemplo muy conocido en el mundo de las matemáticas cuando se habla del interés compuesto:

"Si Cristobal Colón hubiera puesto 1céntimo en una cuenta a un interés del 6%, dando órdenes de sacar los beneficios que se generan, 513 años más tarde, tendríamos en esa cuenta 31 céntimos.
En cambio, si hubiera dejado ese céntimo al 6% en una cuenta remunerada donde los beneficios se suman al capital principal, el resultado, después de 513 años sería de más de 95.000 millones de ganancia" -Matemáticamente comprobado.

fuente:_http://www.negocios1000.com/2013/05/5-pasos-para-hacerte-rico-charlie-munger-mano-derecha-warren-buffett-educacion-financiera.html