miércoles, 6 de abril de 2016

¿POR QUE LAS INSTITUCIONES MATAN EL EMPRENDIMIENTO? PARTE I

¿POR QUE LAS INSTITUCIONES MATAN EL EMPRENDIMIENTO? PARTE I



La anterior pregunta esta formulada de manera abierta sin hacer juzgamiento a ninguna institución en particular, es mas, esta formulada con un fin en especial y es que las instituciones la respondan acorde a su realidad y según su respuesta implementen las correcciones que le permitan realizar emprendimientos prácticos con resultados tangibles.

Hace algunos años en un auditorio de una reconocida institución universitaria se realizaba un magno evento de emprendimiento en donde se invitaron conferencistas de talla nacional cuyo principal objetivo era motivar a los estudiantes para que se convirtieran en verdaderos emprendedores de cambio que generaran empleos y riqueza a nuestra economía local, regional y por que no, nacional. Uno de los conferencistas nos ilustraba con unas diapositivas muy bonitas y coloridas con las cuales cautivaba nuestra atención, nos enseñaba como debíamos crear una excelente idea de negocio, como validar un verdadero modelo de negocio y diseñar el mejor plan de negocios que al final nos daría como resultado una empresa exitosa. Aun recuerdo los aplausos al final de tan excelente ponencia en donde el conferencista sonreía al ver que su objetivo se había alcanzado, dentro del auditorio de asistentes había mas de mil personas que estaban deslumbradas con los alcances que podía generar un emprendimiento como un proyecto de vida, al terminar los aplausos se dio inicio al panel de preguntas, un estudiante que se encontraba a mi lado fue el primero en levantar la mano, le alcanzaron el micrófono y con todo el respeto por el conferencista lanzo la siguiente pregunta: Doctor, mi pregunta es la siguiente, ¿cuantas empresas ha creado usted con lo que hoy nos ha enseñado?… Pasaron unos minutos de silencio dentro del auditorio, el conferencista desvió su mirada, pero la desvió para mirar su reloj y responder que tenia que salir de inmediato por que de lo contrario perdería su vuelo.

Quiero terminar este articulo con la siguiente reflexión:

“Adquirir experiencia solo con la teoría, es como intentar quitarse el hambre leyendo el menú” Anónimo